Autos

Bollinger presentó sus dos utilitarios eléctricos: B1 y B2.

El derroche de torque y el diseño enfocado al trabajo pesado son elementos que identifican a Bollinger Motors y cada una de sus creaciones que ya están en preventa.

La rudeza eléctrica volvió a salir por las puertas de la planta de Bollinger Motors en Michigan. Desde hace dos años vienen trabajando en un vehículo utilitario que de verdad pueda con el trabajo duro y que funcione a baterías. El 26 de septiembre de 2019 presentaron sus dos modelos, un campero de dos o cuatro puertas llamado B1, un una pick up de doble cabina nombrada B2.

Los datos de todos los Bollinger asustan a cualquier marca que se haya subido en el barco de las camionetas, SUV o utilitarios, sin importar su modo de propulsión. Además su diseño le entrega capacidades de carga que sus competidores soñarían tener. Para empezar a definir qué tan rudo es un vehículo utilitario hay que hablar de dos cosas, su diseño y su torque, en ambos sobresale.

Bollinger B1

Porque no todos los eléctricos son refinados

Ambos modelos tienen motorizaciones similares y están hecho de aluminio. En cada eje hay un motor eléctrico, juntos llevan el B1 y B2 a 614 hp. El toque es algo que alardean con orgullo, porque son 905 Nm (668 ft-lb). EL resultado es una caja de metal que alcanza los 100 km/h en 4.8 segundos, sin importar que pesen 2.268 kilos.

Bollinger B1

Estos números le otorgan capacidades sobresalientes, según el fabricante sus vehículos pueden cargar hasta 2.400 kilos y arrastrar 3.5 toneladas. Como buen vehículo para off-road o carga, los Bollinger tiene una transmisión reductora, con opción Hi/Lo Range que aumenta las capacidades de carga y tracción.

Bollinger B2

Su construcción tosca y recta lo diferencia, esta también le entrega atributos nunca antes incluidos en el mundo de los utilitarios. Ambos modelos tienen una bahía de carga central que atraviesa el vehículo de inicio a fin, adecuada para elementos largos. Además, el terreno no es problema, hay 38 centímetros de despeje al suelo y una suspensión con 26 centímetros de recorrido.

Bollinger B2

Para salir de la ciudad pero no muy lejos

La autonomía anunciada de los Bollinger Ronda los 300 kilómetros. En su centro hay una gran batería de 120 kWh, res veces la de un Nissan LEAF o un Renault Zoe. La ventaja es que se puede cargar a 110 voltios o en carga rápida mediante un puerto CCS, que la llevaría a 100% en 75 minutos. La ubicación de la batería y los motores permitió entregar un balance de peso 50/50.

Si se siente aventurero, en los Bollinger B1 y B2 se puede retirar el techo, las puertas y las ventanas. Si quiere estar más cómodo puede usar el aire acondicionado y los asientos con calefacción.

Ambos modelos pueden ordenarse a través del sitio de Bollinger para clientes en todo el mundo, aunque el precio final no fue revelado aun.

Lea también:

¿Qué pasó con el carro eléctrico de 63 millones que prometió JAC Colombia?

Mercedes-Benz empezó a fabricar su SUV eléctrica, la EQC

Etiquetas

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: