OpiniónReglamentación

A Colombia le falta fortalecer su política pública para incentivar la movilidad sostenible

La Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (ANDEMOS) organizó en Bogotá el 12 de septiembre de 2017 una presentación sobre el balance del sector automotriz a 2017. Dentro de las temáticas discutidas se dialogó con los asistentes sobre la política, las expectativas y las proyecciones de penetración en Colombia de vehículos eléctricos e híbridos. La presentación estuvo a cargo de Oliverio García, presidente ejecutivo de la asociación.

En Colombia a 2017 el parque automotor consta de 6.8 millones de vehículos particulares y 5.5 millones de motocicletas, dentro de los cuales los eléctricos e híbridos representan sólo el 0.11% del mercado. Según García, la tímida participación de tecnologías limpias en el sector transporte en Colombia obedece principalmente a una falta de política pública robusta en el país orientada a incentivar la adquisición de los mismos. Así mismo, enfatizó en la necesidad de desestimular el uso de vehículos con más de 20 años de antigüedad.

Algunos de los puntos clave de la intervención del presidente de ANDEMOS fueron los siguientes:

  • «La edad promedio del parque automotor de Colombia es de 16 años, y la tercera parte del mismo tiene más de 20, los cuales a su vez emiten más del 30% de las emisiones de fuentes móviles del país»
  • «La medida del pico y placa limita la capacidad del mercado automotor colombiano de renovarse, en vez de incentivar la sustitución hacia tecnologías más limpias, lleva a la obsolescencia vehicular»
  • «A los vehículos híbridos yo les quitaría el pico y placa YA»
  • «Los parámetros para construir política pública alrededor de movilidad sostenible deben venir de una directiva marco con carácter nacional, y no nacer de iniciativas locales o regionales. Los efectos negativos que tiene un parque automotor que envejece son problema de todos»
  • «Un mecanismo que claramente ha funcionado ha nivel internacional y desde donde debería diseñarse la política en Colombia son las restricciones ambientales. Experiencias como la de México o Madrid, donde las características técnicas y antigüedad del vehículo determinan el nivel de restricciones a su uso, han sido satisfactorias para incentivar no sólo el crecimiento del segmento de eléctricos e híbridos, sino también la renovación del parque automotor»

Hace pocos días entró a regir en Colombia el Decreto 1116 del 29 de junio de 2017 (lea el artículo completo aquí), el cual definió, además de los incentivos arancelarios y tributarios para los eléctricos e híbridos que ingresen al país, las cuotas de mercado de los mismos. Entre 2017 y 2019, la cuota fue fijada en 3.000 unidades. No obstante, ANDEMOS expresa claramente que en Colombia aún hace falta una mayor articulación de actores oficiales y fortalecimiento institucional para construir un marco regulatorio claro que permita la masificación de éstas tecnologías.

Etiquetas

Julián González

Ingeniero Mecánico y Ambiental, consultor y especialista en energía renovable y transporte sostenible. Apasionado por la sostenibilidad, los automóviles y todo lo que hay en medio...

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: