Reglamentación

Conversiones a eléctrico o retrofit, las tendencias que ya se ponen al día en Colombia y Francia

Un grupo de empresas que actualizan vehículos de combustión a eléctricos se unieron para facilitar el camino de esta alternativa tecnológica. Estos son los casos de Colombia y Francia

Las empresas que convierten vehículos de combustión a eléctricos en Colombia se agruparon para crear una reglamentación para su actividad. Luego de varias reuniones con el Ministerio de Transporte ya se logró una ruta de trabajo. Esto mismo ya lo hicieron las empresas que se dedican a esta actividad en Francia, el resultado fue un decreto que regula la actividad en este país y garantiza la estabilidad de la tecnología.

La movilidad eléctrica se perfila como una de las mejores soluciones para la descarbonización de las ciudades en todo el mundo. El costo de los vehículos eléctricos constituye una barrera, pero hay una opción que pone la tecnología al alcance de más personas y evita el crecimiento desmesurado de los parques automotores: La conversión o actualización a eléctricos de los vehículos. En Colombia hay un grupo de empresas que trabaja en este campo y buscan la misma estandarización de procesos que ya se logró en Francia.

Conversión de Energía Vectorial. www.Evectorial.com

El caso colombiano de las conversiones

El grupo de empresas que convierte vehículos se reunió con el gobierno para homologar y reglamentar los procesos. Actualmente esto es completamente viable y legal en Colombia y las empresas han estandarizado prácticas y procesos. Igualmente, es posible hacer el cambio de licencias para que los vehículos rueden legalmente con los nuevos motores eléctricos y obtengan los mismos beneficios que los de fábrica.

Carlos Casallas es gerente de uno de las empresas de conversiones y explicó el proceso que se realizó: “Unimos gente de Medellín, Cali, Bucaramanga, Cali, Bogotá y Cartagena para pasar los proyectos en conjunto y trabajar como una sola voz. Se hizo una reunión en el Ministerio de Transporte el 10 de marzo, duró alrededor de una hora, hubo participación de todas las personas y se le explicó al Ministerio qué es una conversión y todas las ventajas que ofrece.

El paso a seguir es conformar varias mesas técnicas para trabajar con distintas entidades como los Centros de Diagnóstico Automotor (CDA), el Organismo Nacional de Acreditación (ONAC) o el ICONTEC para hacer un proceso de reglamentación propia el ejercicio de convertir vehículos a eléctricos.

“En el Ministerio tenían una percepción distinta de lo que son las conversiones, veían algo artesanal. El logro será emitir una reglamentación para las conversiones de vehículos a eléctricos”, reconoció Casallas.

Francia ya estableció una norma para vehículos convertidos a eléctricos

Francia reglamentó las actualizaciones de vehículos a eléctricos o con pila de combustible (hidrógeno). El Diario Oficial de la República publicó el 3 de abril un decreto que estipula las condiciones para las conversiones de vehículos con motores de combustión a eléctricos. Esto es una aprobación directa al proceso que anteriormente se realizaba a través de acuerdos con los fabricantes.

Foto: Transition One

Esta opinión positiva sobre la tecnología de conversiones hace que ya no sea necesario realizar un acuerdo del fabricante del vehículo original para aprobar su actualización a eléctrico. Esto da vía libre al crecimiento del negocio en Europa.

En Europa se le denomina rerofit o retroadaptación al proceso de cambio de motor de pistones por uno eléctrico. Las empresas que hacen estas actualizaciones se agruparon desde inicio de 2019 en la AIRe (Asociación de actores en la industria de la modificación eléctrica). Su objetivo es impulsar el desarrollo de este negocio y llevar sus beneficios ambientales y económicos a las ciudades.

Para Aymeric Libeau, fundador de Transition-One y secretario general de AIRe “el futuro es la modernización”, no todos los ciudadanos puede invertir alta sumas de dinero en un automóvil eléctrico nuevo, pero su pueden costear un conversión a eléctrico. Esta se perfila también como una excelente alternativa para descarbonizar las ciudades a mejor costo y sin generar chatarra ni incrementar el parque automotor de las urbes.

Foto: Transition One

Según el Decreto estas actualizaciones podrán hacerse en vehículos de por lo menos cinco años de uso. Esto quiere decir que hay un mercado potencial de 65 mil vehículos actualizables, entre privados y públicos. Este dato sería aún más grande para América Latina, donde los lapsos de recambio de los vehículos es mayor que en Europa y esta hay más unidades con más de cinco años de uso rodando en las calles.

La reducción de emisiones de C02 es notoria con cada conversión, pues AIRe estima que un automóvil pequeño emite una tonelada de CO2 cada 10.000 kilómetros, lo que se eliminaría con la actualización.

En países como Argentina, Uruguay, México y Colombia ya se realizaron estar conversiones. Actualmente todos los talleres de los países latinos están unidos en una red que busca aumentar el número de conversiones, mejorar los costos y facilitar los trámites ante las entidades de tránsito.

Lea también:

Video: El primer R4 convertido a eléctrico en Colombia

Prueba: Un escarabajo que renació eléctrico

Etiquetas

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: