You are here

Las motos eléctricas luchan contra la desaceleración de la economía colombiana

La reforma tributaria de 2017 materializó lo que algunos expertos predecían, la desaceleración de una economía emergente que intenta consolidarse en la región. El sector de la movilidad no se salva de este fenómeno nacional, el desempeño en las ventas de las motos eléctricas en el país y su comparación con el mercado de las motos convencionales es muestra de esto.

El aumento en el IVA es sin duda alguna una barrera de entrada a bienes de consumo como los vehículos, eléctricos o no. El aumento a uno de los impuestos más temidos por los ciudadanos de a pie es un desincentivo para el gasto, esto repercute por ejemplo en una disminución en la ventas de motos a combustión, como se ve en la siguiente tabla:


Venta acumulada de motos en Colombia para septiembre del 2017 – Fuente: www.Andemos.org

La reducción en 14,3% es la muestra fehaciente de lo que se ha dicho anteriormente. Ahora bien, la reducción en las ventas comparas con el 2016 de las motos a combustión resulta preocupante para la emergente tecnología de la movilidad eléctrica, pues no mucho puede esperarse de una tecnología que pretende sustituir a una antigua.

La lógica nos indica que la contracción de un mercado tan competitivo como el de las motos a nivel Colombia es una reducción de posibilidades para la inclusión de nuevos agentes en el mercado. Esto queda plasmado como se ve a continuación en la contracción de ventas de motos eléctricas en todo el territorio.

Venta acumulada de motos eléctricas en Colombia para septiembre del 2017 – Fuente: www.Andemos.org

La situación es un poco alarmante, pues la disminución en la venta de motos eléctricas supera la de motos de combustión por 9%.  Esto hace pensar que el gobierno aún no ha encontrado la formula que promueva la movilidad eléctrica e incentive el consumo de este tipo de tecnologías. A esto le sumamos que en 2016 la venta de motos eléctricas representaban el 0,03 % de las ventas totales de motos en Colombia, pero para 2017 esta cifra disminuye aún mas llegando al 0,027%. Esta ccifra puede tener un subregistro, ya que no todas las motos eléctricas en Colombia tenían que ser matriculadas si fueron importadas en la pimera mitad de 2017, o sea que el porcentaje puede ser un poco más alto.

Los indicadores no son los más positivos, pero muchos optimistas afirman que este momento de la historia colombiana es tan sólo una transición por la que pasan todos los paises que sufren cambios radicales en sus estructuras sociales. Desde Revista VEC seguiremos incentivando el consumo de estas nuevas tecnologías que nos pueden aportar al desarrollo social y ambiental que tanto necesita nuestro país.

También que puede interesarle: Así va la venta de motos eléctricas a septiembre de 2017

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: