Autos

El vehículo eléctrico más grande del mundo se recarga a sí mismo, así es la eDumper de 111 toneladas

Esto es lo que pasa cuando se cargan entre 60 y 90 toneladas en bajada sobre un motor eléctrico

La Komatsu e-Dumper de la empresa Kuhn Schweiz AG es el vehículo eléctrico más grande y pesado del mundo (que no rueda sobre rieles). El primero se diseñó para trabajar en la mina en Biel, Suiza, pesa 111 toneladas y regenera más energía que un supercargador de Tesla.

Kuhn Schweiz AG es una empresa suiza que desarrolla locomotoras, cables aéreos, buses, maquinaria de construcción y aeronaves, que también ingresó al mundo de los motores eléctricos. Ellos fueron los encargados de crear la volqueta, o camión de volquete, eléctrico más grande del mundo.

eDumper

¿De cuánto estamos hablando?

El peso total de la maquinaria es de 111 toneladas, mientras que su carga puede ser hasta de 93 toneladas. El eDump posee la batería eléctrica más grande que instalada en un vehículo, este paquete fabricado por Lithium Storage GmbH entrega 600 KWh, es como apilar las baterías de seis Tesla Model X 100D. El fabricante considera que este vehículo evitará la emisión de 130 toneladas del CO2 y el uso de 50.000 litros de diésel por año.

Baterías del eDumper. 600 kWh

¿Por qué no necesita cargarse?

Casi todos los vehículos eléctricos regeneran energía cuando descienden o desaceleran. En este caso, cuando el vehículo baja cargado desde la parte más alta de la mina el sistema de recuperación kinética genera tanta energía que mantiene cargadas las baterías, así produce más energía de la que requiere para volver a subir. Esto pasa por la resistencia que debe oponer el motor eléctrico para frenar el vehículo y las decenas de toneladas que van sobre él.

En resumen, la eDumper regenera más energía de la que necesita, por esto la energía que sobra puede ser entregada a la red eléctrica. Otro punto a  tener en cuenta es que en el descenso no se desperdicia energía en ruido, calor o vibración, sino que vuelve a las baterías.

Motor del eDumper

Lucas Di Grassi, dos veces campeón de la Fórmula, fue hasta la mina para conocerla. Lo primero que resaltó es que tiene tres veces la potencia de un monoplaza de Fórmula E. “Es la primera máquina eléctrica del mundo que produce más energía de la que usa”, dijo Di Grassi. En su recorrido constató que se generan alrededor de 400 kW en bajada.

Otra de las ventajas que expone el fabricante es la ausencia de desgaste y de mantenimiento del vehículo. Este desarrollo involucró universidades y centros de investigación, junto a ellos espera multiplicarse en otras tareas de trabajo pesado.

Lea también:

Tesla Model X P100D en Colombia

Probamos el primer Tesla que llegó a Colombia

Prueba en Colombia del Nissan LEAF segunda generación.

Prueba del Nisan LEAF 2019 en Colombia

 

Etiquetas

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Será posible en un futuro a mediano plazo crear o desarrollar motores que generen una recarga sostenida y que las baterías almacenen sobrecargas sin afectar la eficiencia y durabilidad de las mismas ??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: