Internacionales y Deportes

El precio del litio acumula un año en descenso, estos son los motivos de su reducción

Nuevas minas en Australia y reducción en ventas den China, los motivos que hicieron caer el precio del litio en el mundo

El precio del litio, material más usado en las baterías de vehículos eléctricos, completa un año en descenso. Desde 2015 esta materia prima empezó cuesta arriba gracias al auge de la movilidad eléctrica y las energía renovables. Desde mediados de 2018 esa misma tendencia empuja los precios hacia abajo. Hay varios motivos para que el precio esté bajando más rápido de lo que subió, uno de ellos está en Australia y el otro en China.

Hasta mediados de 2015 el litio costaba entre 5.000 (América) y 8.000 dólares (China) por tonelada. Hasta ese momento los bienes electrónicos personales (celulares, computadores, entre otros) eran los que definían los costos de la materia prima de las baterías. Con la popularización de los automóviles y motos eléctricas este mismo material llegó a costar entre 16.000 y 22.000 dólares por tonelada entre 2017 y 2018. En julio de 2019 estos precios estában entre 11.000 y 14.000 dólares por tonelada en América y China respectivamente.

Variación del precio del Litio. Bloomberg.

Esto hizo que la valoración de algunas de las compañías productoras de litio más grandes del mundo perdieron algo de valor en bolsa. Albemarle Corp y Livent Corp de Estados Unidos, Química y Minera de Chile SA, y Pilbara Minerals Ltd y Galaxy Resources Ltd de Australia cayeron entre 0.8 y 2.1% en días anteriores.

Hay dos causas para la caída del precio del litio

Muchos aspectos afectaron el precio del litio, pero los más importantes están en Australia y China, son asuntos muy diferentes pero afectan el precio de la misma forma.

Seis minas de litio empezaron a funcionar en Australia en 2017. Este país, que ya era el líder en producción de este mineral, planea aumentar la cantidad de litio que genera en 23% durante los próximos dos años. Esta meta es parecida a la de Chile, el gran productor de litio de Sur América; su ministro de minería, Baldo Prokurica, anunció que su gobierno busca cómo duplicar la producción de litio del país dentro de los próximos cuatro años.

Planta de Pilbara Minerals en Australia

El otro lado de la moneda de litio está en China, donde el mercado eléctrico presentó un sorprendente crecimiento durante los tres años anteriores, pero que en 2019 disminuyó su crecimiento. Las ventas chinas de carros eléctricos venían en un vertiginoso aumento, desde 2014 cuando se vendieron 45.000 BEV, luego en 2015 se entregaron 247.000, 2016 cerró con 409.000, 2017 mejoró la cifra con 652.000 y 2018 validó el constante incremento con 984.000 vehículos eléctricos vendidos. El asunto a evaluar es que en la primera mitad de 2019 se vendieron en China 430.000 eléctricos, lo que hace pensar que este año no superará el anterior por primera vez en una década.

Ahora hay más oferta que demanda de litio

Estas dos situaciones hacen que hoy el precio del litio presente una reducción de 30%, que según Bloomber, “está generando una preocupación sobre dónde podría detenerse”. De continuar esta caída en el precio del principal componente de la baterías podrían pasar dos cosas, la primera es que los precios de los vehículos eléctricos y de combustión se igualen antes de lo previsto, o sea antes de 2025.

Según el mismo Bloomber, en 2019 el balance del mercado del litio se invirtió, pues en este año se empezó a producir más litio del que se demanda. Se estima que este exceso de producción continúe hasta llegar a cerca de 160 mil toneladas de LCE (carbonato de litio equivalente) en 2023, así que el suministro de litio está asegurado, aunque no se sepa mucho del suministro de otros materiales que usan los acumuladores como níquel, manganeso y cobalto, aunque cada vez se necesite menos de este último para fabricar baterías.

Balance del mercado del litio, Bloomberg

Mientras tanto el precio del kilovatio hora sigue bajando, en 2010 un kWh costaba 1.160 dólares, pero en 2018 ya se genera por 176 dólares. Se calcula que este llegará a 94 dólares en 2024 y luego a 62 dólares en 2030.

Lea también:

Presentación de la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica. Bogotá, 28 de agosto de 2019.

Colombia presentó su estrategia nacional de movilidad eléctrica

Bus eléctrico del MIO, Puerto de Buenaventura.

Cali recibió los primero buses eléctricos de 136 que tendrá

 

Etiquetas

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: