Opinión

La apuesta de Medellín por la movilidad sostenible que quiere ser ejemplo en América Latina

¿Que pasaría con al suministro de energía de la ciudad si se masifican los vehículos eléctricos? ¿Habrá suficientes estaciones de carga? ¿Cuándo crecerá el parque automotor eléctrico de Medellín? José Fernando Isaza responde desde su experiencia en EPM

Columna de opinión de José Fernando Isaza

EPM (Empresas Públicas de Medellín), consiente del compromiso que hoy tenemos frente a la conservación del ambiente, la calidad del aire y el bienestar de las comunidades, monitorea el desarrollo tecnológico que se va presentando en el mundo en todos los temas relacionados con sus servicios. Y fue así como en el 2008 comenzó a ver una rápida evolución y desarrollo de prototipos por parte de las compañías productoras del sector automotriz que comenzaban nuevamente a incursionar en vehículos eléctricos. Hacia el año 2009 se da a la tarea de profundizar en el tema y responder a un sin número de preguntas que se podrían resumir en dos: ¿Qué podría suceder con la prestación del servicio de energía eléctrica si se diera una masificación de los vehículos eléctricos en su área de influencia?, ¿cuál es el papel que una compañía como EPM debería tener para que la movilidad sostenible fuera una realidad?

¿Hay suficiente energía?

Como respuestas a estas preguntas se obtuvo primero un parte de tranquilidad porque se concluyó que de darse una masificación de los vehículos eléctricos no se afectaría la calidad del servicio de energía eléctrica y que las inversiones adicionales que se requerirían para cubrir la demanda de energía eléctrica no representaban esfuerzos muy importantes para los planes de expansión e inversión de la compañía.

La respuesta a la segunda pregunta posteriormente se validó con otra consultoría donde se evidenció que EPM, más que ser un actor dentro del ecosistema por su posicionamiento y carácter de pública, era la empresa llamada a convocar a todos los actores.

Compromiso con la oferta de autos y carga

Entendiendo este rol de liderazgo y en total articulación con la administración Municipal, el GRUPO EPM a mediados de 2015 tomó la decisión de estructurar al interior de la compañía un programa de movilidad eléctrica, cuyo objetivo general definido fue: “Convertir a EPM en el promotor del ecosistema de la movilidad eléctrica en todas sus áreas de influencia”.

Lo primero que realiza el GRUPO EPM a fin de lograr el objetivo planteado es la identificación de los actores del ecosistema con los que es indispensable trabajar y como resultado determina que los actores son los siguientes: Proveedores de vehículos, proveedores de equipos de carga, entidades financieras, Gobierno nacional, Gobierno municipal, aseguradoras, clientes, líderes de opinión y transportadores.

Estación de carga de EPM en Medellín

Para convocar y trabajar con los demás actores del ecosistema EPM tomó la decisión de desarrollar dos ofertas para eliminar la barrera de la carga para los segmentos de vehículos de cuatro ruedas (particulares, paqueteo y taxis). Una corresponde a la “carga interna” (90% de la carga de los vehículos eléctricos se realiza en este tipo de carga), en la que EPM tiene como promesa de valor poder instalar un cargador interno o Wallbox en cualquier lugar donde el cliente lo necesite y bajo la modalidad que más se ajuste a sus necesidades (instalación, financiación, arrendamiento, entre otras). La otra oferta, “carga pública”, consistente en el despliegue de una red de carga en estaciones de servicio (carga rápida) y en centros comerciales y supermercados (carga semi-rápida), logrando a la fecha tener en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá un parque cercano de 700.000 vehículos, una red de “ecoestaciones” con capacidad para atender la demanda de 5.200 vehículos eléctricos, teniendo a la fecha cerca de unos 1.100 vehículos; es decir, la ciudad tiene hoy una capacidad instalada cinco veces superior a las necesidades de la demanda actual.

Conozca aquí todas el mapa interactivo de todas la estaciones de carga de Colombia 

De manera paralela, GRUPO EPM adelantó algunas acciones en los demás segmentos de mercado del ecosistema, entendiendo que este va más allá de solo la tecnología de los vehículos eléctricos de cuatro ruedas, así:

– Taxis: Además de la oferta básica, estructura y pone en operación un proyecto de ciudad para incorporar al segmento taxis la tecnología.

– Buses: ha realizado estudios y pruebas piloto que le permitan validar la información secundaria levantada para este segmento y estructurar modelos de masificación.

– Dos ruedas (motos y bicicletas): se han realizado varios estudios e investigaciones que llevaron a concluir que este segmento no demanda una oferta especial y que simplemente se requiere promover iniciativas para facilitar la adquisición de este medio de transporte por parte de los clientes.

– Masivo (trenes, metros, cables, tranvías): Para este segmento y gracias a la cercanía que se tiene con la empresa de transporte masivo de la ciudad Metro de Medellín, EPM firmó un convenio con dicha compañía a fin de promover proyectos de transporte masivos en las ciudades donde tiene presencia.

Primeros taxis eléctricos de Medellín

Las estrategias para movernos mejor

Es así como con el concurso activo y el trabajo colaborativo de todos los actores que hacen parte del ecosistema, con los que hemos venido trabajando en un sin número de iniciativas en los últimos años, se pueden destacar algunos de los principales logros alcanzados hasta el momento:

Las conclusiones de la ciudad y EPM

Los retos y las oportunidades son muchas, las iniciativas en las que debemos seguir trabajando para acelerar la masificación de los vehículos eléctricos son numerosas, pero todas ellas serían insuficientes sino logramos generar consciencia como ciudadanos en cuál es la tecnología y el medio más eficiente para movilizarnos.

La meta es que para el año 2028 por lo menos 2.5% de los vehículos rodando en el Valle de Aburrá sean eléctricos conectables (dos y cuatro ruedas), sin mencionar las metas de expansión y el desarrollo de proyectos del segmento masivo, cifra en la que se considera que el mercado ya tomaría una dinámica propia para continuar la senda de masificación de la tecnología y continuar aportando a la calidad del aire de las ciudades y por ende la vida de los ciudadanos; con ello y acompañados de la tecnología del Gas Natural Vehicular, esperamos lograr por ejemplo que las emisiones en la ciudad de Medellín disminuyan en 50% y lograr replicar este esquema de trabajo con iguales o mejores resultados en todas las áreas de influencia en donde el GRUPO EPM tiene presencia.

Lea también:

Video: a bordo de los buses eléctricos de la Línea O de Medellín

Video: en bus eléctrico entre ciudades

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: