You are here

Guía básica para ser un ciclista urbano, en bici eléctrica o convencional

Para hacer los recorridos diarios en bicicleta por las ciudades es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones que permitan ir con seguridad por las ciclorrutas y las vías compartidas con los carros y el transporte público. En ciudades como Medellín se realizan 61.842 viajes diarios en bicicleta (Encuesta Origen Destino 2017), cifra que ha crecido lenta pero constantemente gracias al sistemas de bicicletas públicas, la ampliación de la red de ciclovías y la llegada de bicicletas eléctricas aptas para la topografía de esta ciudad. Estos son los elementos que esos usuarios deben tener el ciclista al momento de salir a rodar por la ciudad:

Primero la protección

Casco: Aunque no se conduce a altas velocidades, como las de las motos, los ciclistas también están expuestos golpes mientras transitan en el tráfico. Por esto, el casco siempre debe estar ajustado a la cabeza para que no se desplace en el momento de un impacto. Rodar con el casco desabrochado es tan peligroso como no llevarlo puesto.

Gafas: La velocidad promedio en una bicicleta urbana es de 15.5 kilómetros por hora, esta aumenta en las bicicletas eléctricas. Esa velocidad se suma a la velocidad que tenga un objeto en la dirección opuesta. Si una pequeña piedra impacta el ojo del ciclista puede causar daños que pudieron ser evitados por usar gafas. Incluso si no hay in elemento que golpee un ojo, puede existir polvo, ramas, insectos u otros elementos que cieguen momentáneamente al ciclista.

Vestimenta: Los ciclistas urbanos deben procurar usar ropa cómoda, que te permita una buena transpiración y que el sudor se evapore fácilmente. Es importante evitar el uso re ropa oscura sobre todo cuando se circula de noche, hay que diferenciarse del color del asfalto y de la ciudad para asegurarse de ser apercibido por los demás conductores.

Los zapatos deben tener buen contacto con el pedal y el pavimento, algunos zapatos de suela dura pueden resbalarse de los pedales. Los guantes pueden ser muy útiles a la hora de una caída, ya que la principal reacción de alguien al caer es aminorar el impacto con las manos, esto ayudaría a eliminar las lesiones contra el asfalto. Por último, tanto en las madrugadas como en las noches es necesario usar prendas o elementos reflectivos.

Elementos de seguridad en la bici

Luces: Según el manual del ciclista urbano de Medellín, las luces deben ser blancas en la parte de adelante y rojas en la parte de atrás de la bicicleta, es importante que las lucen sean intermitentes para hacerse notar con mayor facilidad. La mayoría de las bicicletas eléctricas ofrecen la posibilidad de conectar a su batería de tracción luces y pitos para aumentar la seguridad.

Kit de herramientas: Se recomienda llevar algunos elementos que te permitan hacer una reparación en caso de pinchar o reparar la cadena si se rompe un eslabón, dentro de estos objetos están el alicate, el inflador, juego de llaves, neumáticos y parches.

Mantenimiento: Es necesario mantener la bici es buen estado, las piezas y engranajes lubricados, las llantas en la presión correcta (para aumentar el rendimiento de pedaleo y de la batería), los frenos en buen funcionamiento (sobre todo en bicis eléctricas que son más pesadas y rápidas), la cadena lubricada y sistema de cambios operando correctamente.

Entorno vial

Estar atento: Cuando se rueda por las calles o ciclorrutas es importante prestar atención al entorno para reaccionar con tiempo ante el cruce de un peatón inesperado, el frenado vehículo, o un bache. Es importante tener los cinco sentidos en la vía, usar audífonos puede evitar que el ciclista se percate de la cercanía de un vehículo o de un peatón.

Es importante seguir las normas seguridad vial, no ir en contravía, hacerse visible para los otros actores viales, hacer los pares respectivos, respetar al peatón y caminar al lado de la bicicleta cuando se transite por el andén. Es necesario recordar que en la pirámide de la movilidad siempre el peatón es el más importante y, sobre todo, el actor más vulnerable en la vía.

Seguir estas recomendaciones básicas permitirá tener un recorrido alegre, seguro y tranquilo por nuestra ciudad, ya sea en una bicicleta no motorizada o una con motores eléctricos a bordo. Tener una buena movilidad depende de todos los actores en la vía, sin importar su tamaño, su velocidad o su método de propulsión. Entre todos se construyen ciudades más sostenibles.

Julián González Giraldo, columnista invitado

 

 

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: