You are here

Jaguar I-Pace, llegó competencia para Tesla

Desde 2017 varias marcas empezaron la cacería de Tesla. Jaguar es la compañía que más se acerca a la presa por ahora con su nueva SUV eléctrica llamada I-Pace. Por ahora sus prestaciones y su equipamiento supera los autos de Elon Musk. Se habla inclusive de un precio inferior.

Justo antes de la primera carrera de Fórmula E en México, Jaguar puso en la recta principal del Autódromo Hermanos Rodríguez dos automóviles, uno era su nuevo I-Pace y el otro un Tesla Model X. Ambos eléctricos hicieron una prueba de aceleración y de frenada, el ganador fue el Jaguar. Luego decidieron probar el Jaguar contra el automóvil más potente de Tesla, el Model S P100D, el resultado fue el mismo, derrota para Tesla.

Jaguar aprendió de la Fórmula E

El I-Pace apareció en 2018 en el mundo de los eléctricos, un automóvil que, según Jaguar, puede ir de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.8 segundos. El secreto de este Jaguar estaría entonces en sus baterías de 90 kilovatios hora hechas de litio de alta densidad energética. Otro aspecto que resalta el fabricante en esta modelo es el sofisticado sistema de refrigeración, que permite que las baterías no sufran excesivamente o pierdan vida útil durante los momentos en que se le exprime al máximo. Todo este sistema puede mantener el vehículo rodando por 480 km por cada carga.

La recomendamos leer: La monomarca electrica Jaguar E-Trophy

El Jaguar I-Pace heredó varios rasgos del equipo Panasonic Jaguar Racing que compite en la Fórmula E. Esta SUV porta dos motores eléctricos muy similares a los que tiene el monoplaza de carreras I-Type. Juntos entregan 696 Nm de torque y 395 caballos de fuerza.

Los adelantos electrónicos

El puerto de carga del I-Pace es de 50 kilovatios, con este sistema de carga rápida puede llegar a entregar 270 kilómetros por cada hora conexión. Para aumentar la autonomía Jaguar instaló en su primer eléctrico para la calle un sistema de frenado regenerativo aumentado que se activa al quitar el pie del acelerador.

El I-Pace es una máquina de doble tracción que porta un sistema adaptativo de respuesta a las superficies, o sea, una aplicación que monitorea el camino y ajusta la tracción de los motores, el frenado y la suspensión conforme a los cambios que presente.

Tesla es por ahora la única empresa que produce volúmenes importantes de autos eléctricos de alto rendimiento. Aunque empresas como Frisker, Rimac y Jaguar se propusieron crear vehículos más rápidos y potentes, todavía entregan pocas unidades o son lanzamientos que todavía necesitan meses para estar en las vitrinas. Por ahora parece que Tesla conserva su lugar en la cima de los deportivos eléctricos.

Le recomendamos leer: ¿Es el Jaguar E-Type Zero el vehículo eléctrico más  bello hasta ahora?

 

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: