You are here

Kratos, el vehículo eléctrico colombiano que competirá en Bélgica

Desde 2017 se empezó a  construir en Colombia un vehículo eléctrico de carreras llamado Kratos. Su desarrollo involucra todos los pregrados de la Universidad EAFIT para conformar un equipo multidisciplinario dedicado al aprendizaje experiencial. Uno de fines de vehículo electrosolar es correr en un reto internacional, el European Solar Challenge de Bélgica durante septiembre de 2018.
Los carros eléctricos de EAFIT ya son reconocidos, el Kratos, por ejemplo, es descendiente del Primavera, un vehículo solar que se construyó hace tres años y que compitió en el Solar Challenge de Australia.  Cabe anotar que son dos creaciones diferentes.

La construcción del Kratos

Este biplaza es el resultado del trabajo de los estudiantes y profesores. Tiene una batería de ion litio de 63 kilogramos que puede cargarse por toma corriente o por los 2.2 metros cuadrados de paneles solares instalados en la carrocería. Cuando el sol lo impacta directamente, los paneles pueden suministrar hasta 30% de la energía del vehículo.
Como todo buen deportivo, el Kratos cuenta con tracción trasera, entregada por dos motores eléctricos hub que van directamente a las ruedas. Cada uno entrega 8 kW de potencia con picos de 16 kW, o sea que su punto más alto pueden entregar cerca de casi 50 hp que mueven los 480 kilos que pesa el carro con sus ocupantes. Con estas cifras puede acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 9 segundos y alcanzar 140 kilómetros por hora.
El chasis de tubos de acero fue diseñado desde cero por los estudiantes participantes, se partió de la suspensión de un Volkswagen escarabajo de carreras. A diferencia de sus competidores, el Kratos usa frenos de automóvil, no de bicicleta o de vehículos livianos, lo que seguramente será una ventaja en la carrera en Bélgica. La carrocería de fibra de vidrio se optimizó para reducir su peso y poder acercarse a los bajos pesos que manejan las de fibra de carbono que usarán sus competidores.
Así define el vehículo David Castro, líder de diseño de carrocería y capitán del equipo: “desde el inicio queríamos combinar la eficiencia con el confort y acercarlo a un diseño mucho más comercial. Fue un proceso muy complejo de más de seis meses en el que llegamos a dibujar más de 200 conceptos hasta que llegamos al producto final validado por el análisis aerodinámico, uno de los puntos más complejos”.
En agosto de 2018 el Kratos se probó en el kartódromo de Cajicá, cerca a Bogotá, además, cada noche se reúnen en el estacionamiento de la universidad para avanzar en las pruebas y asegurar el alto rendimiento en el reto internacional que se avecina.

El reto europeo

Cada dos años se realiza en la pista de Zolder el European Solar Challenge, vehículos eléctricos de todo el planeta compiten en tres pruebas. La que más puntos da es la carrera de resistencia de 24 horas, en la que gana el auto que más vueltas haga en el circuito de 4.011 metros en ese lapso. En esta los carros deben detenerse dos veces para cargar las baterías, en el caso del Kratos se estiman detenciones de 2.5 horas.
Los paneles solares entregarán cerca de 15% de toda la energía eléctrica usada en la carrera, la meta es superar las 262 vueltas que hizo el ganador de 2016. Este desafío se desarrollará entre el 16 y el 23 de septiembre en 2018.
Ademas de la Universidad EAFIT, otro gran patrocinador del proyecto es Postobón, como aliados están TCC y RCN. La construcción de este carro eléctrico involucró a 45 personas, varias de ellas muy lejanas a la ingeniería, como estudiantes de mercadeo o psicología. Cada uno de estos estudiantes fue parte importante para que Colombia tuviera representación en este desafío internacional.

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: