You are here

Todo lo que debe saber sobre las baterías de un vehículo eléctrico

Para comprender los vehículos eléctricos hay que a hacerse otro tipo de preguntas diferentes a las que aparecen a la hora de conocer un vehículo a gasolina. Una de las partes más importantes sobre las cuales deben informarse los consumidores a la hora de adquirir un vehículo eléctrico son las baterías. Por eso les mostraremos las preguntas correctas para quedar como todo un conocedor.

Las baterías son el corazón del auto de un vehículo eléctrico y el parámetro básico a conocer. Ellas nos muestran la capacidad del auto, moto o bicicleta. Básicamente, el tipo de batería, el material y la disposición de estas determinan en gran parte el valor de un vehículo eléctrico. Las baterías hoy son el componente más costoso de estas nuevas tecnologías de movilidad sostenible, aunque vienen bajando de precio.

¿Cuánta potencia entrega la batería en kWh?

Esta pregunta puede ser una de las más certeras a la hora de impresionar al vendedor. Como su nombre lo dice KWh ( Kilovatios – Hora) se refiere a cuánta potencia puede entregar la batería en ese lapso de tiempo. Mientras menor sea este número, más rápido se agotará la energía acumulada en ellas. Una batería de pocos kilovatios/hora tiene que dar mucho de sí para mover el auto, mientras que una de muchos kWh debe esforzarse menos para mantener el motor girando, por esto durará más su carga.

¿Pero que es capacidad o densidad energética?

Este concepto hace referencia a la energía que es capaz de almacenar y se mide en kWh. Así pues, el corazón de un vehículo eléctrico son las baterías de alto voltaje formadas a partir de celdas individuales.

¿Durabilidad de una batería?

Es muy importante saber cual es la durabilidad de la batería y las coberturas de la garantía. Los fabricantes especifican la vida útil como los ciclos de carga y descarga hasta la pérdida del 10% de la capacidad original.

Las baterías se degradan principalmente con cada descarga,  pero también pierden capacidad de almacenamiento en menor medida, por el paso del tiempo. Actualmente se garantiza un mantenimiento del 90% de la capacidad original tras 1500-2000 ciclos completos de descarga. Mientras mayor sea la autonomía del pack de  baterías y tras los mismos kilómetros recorridos por el vehículo, la vida útil será mucho mayor.

El ritmo de degradación no es lineal en las baterías, y depende de factores como la refrigeración del paquetesu tecnología e incluso de dónde se mueve el vehículo. El principal enemigo de las baterías de los vehículos eléctricos es el calor, un auto que circule en climas cálidos se verá más afectado en tema de la degradación de sus baterías que uno que circule en climas templados.

Es importante aclarar que la potencia y desempeño del vehículo no se afectan por la degradación de las baterías, sólo se afecta la autonomía del mismo (cantidad de kilómetros recorridos por carga). A pesar de que las baterías pierdan capacidad a lo largo del tiempo, ellas siguen funcionando sin problemas.

Las baterías del Tesla Model S, nos permiten aclarar los conceptos

En la siguiente gráfica podemos observar  la batería del Tesla Model S. En la línea roja vemos la media, y en los puntos azules vemos la diferencia de la degradación de cada usuario que ha participado en este estudio. Algo que nos indica que cada modelo, incluso dentro de la misma marca, puede tener resultados diferentes, dependiendo de los factores antes mencionados.

Degradación de Baterías en Tesla Model S
Degradación de Baterías en Tesla Model S

Una degradación que en caso de ser demasiado rápida, puede entrar dentro de las garantías de los fabricantes que en promedio otorgan una cobertura de 8 años y entre 100.000 y 160.000 kms, lo que primero ocurra.

 

Revista VEC

” Movilidad eléctrica y sostenible”

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: