Autos

Los cinco automóviles eléctricos más importantes antes de Tesla

La vida antes de Tesla tenía muchos automóviles eléctricos en el camino, ninguno se vendió en masa, pero facilitaron que los actuales sí fueran apetecidos

De los vehículos eléctricos se habló antes que de los vehículos a combustión, pero la historia y la economía llevaron el negocio por el lado del petróleo. Durante los casi dos siglos que acumula la movilidad eléctrica han aparecido varios automóviles que trataron de ser masivos. Este es el recuento de los cinco vehículos eléctricos mas importantes de la historia antes Tesla.

Los pioneros

En 1828 Ányos Jedlik creó un motor eléctrico y lo instaló en un carruaje, ese fue uno de los primeros automóviles eléctricos de los que se tiene información, pero aun no se había solucionado el almacenamiento de energía. Hubo que esperar hasta 1859 cuando Gaston Planté inventó la batería de plomo ácido. Con el tiempo esta batería se mejoró y fue Gustave Trouvé quien la puso en un vehículo eléctrico que utilizó por las calles de París en 1881. Era un triciclo inglés que usaba un motor Siemens, este se convirtió en el primero en rodar libremente en la historia.

Triciclo eléctrico de Gustave Trouvé

Detroit electric

La ciudad que se construyó al rededor de los grandes motores a combustión y la fiebre por la gasolina tenía una empresa que hacía vehículos eléctricos, se llamaba Detroit Electric. Produjo 13.000 automóviles eléctricos entre 1907 y 1939. Antes era una empresa de carruajes, Anderson Carriage Company, pero luego se dedicó a crear vehículos eléctricos.

Detroit Electric

Usaban baterías de plomo ácido recargables pero por otros 600 dólares se podía utilizar la batería de níquel hierro de Edison. Recorrían 130 con una sola carga y podían llegar a los 32 kilómetros por hora, desafiante para la época. Este fue uno de los primeros intentos por masificar la movilidad eléctrica en el mundo.

El pequeño Citicar

La marca Sebring-Vanguard pensó en una solución para la crisis petrolera que vivió Estados Unidos en los 70 y creó un pequeño auto eléctrico al que llamó Citycar. Tenía motores General Electric de 2.5, 3.5 y 6 hp. Las velocidades tope eran de entre 48 y 80 kilómetros por hora y las autonomías de 64 kilómetros. La solución fue instalar baterías de plomo ácido, lo que lo hacía pesar casi 600 kilos.

Citycar 1974.

Fabricaron solamente 4.440 unidades entre 1979 y 1982 en Sebring, Florida. La única compañía norteamericana de vehículos eléctricos que los superó en unidades vendidas Tesla décadas más tarde. Su última versión se llamó Comuta-Van, fue la más potente con un motor de 12 hp y un paquete de baterías de 72 voltios.

Citycar

GM intentó, pero se retractó

Desde los años 60 General Motors venía pensando en vehículos eléctricos, en esa época creó un auto concepto con baterías de plata-zinc y un sistema de 532 que no nunca se hizo público. En los 90 retomó el impulso y creó el EV1 del que anunció habría una producción en masa.

El primer modelo comercial de GM se creó bajo las órdenes California Air Resources Board (CARB), ya que ese estado empezó a imponer a los fabricantes que para vender vehículos a combustión debían tener por lo menos un vehículo eléctrico disponible también.

GM EV 1, 1996

Entre 1996 y 1999 se fabricaron 1.117 unidades de EV1 pero en 2004 ya los habían retirado todos de las calles al cancelar el contrato de leasing con todos los conductores. Algunos se quedaron en museos, uno fue escondido en una bodega, el resto de convirtieron en chatarra. Los primeros tenían baterías de plomo y ácido, la tercera generación portó otras de níquel-metal. Tenían una autonomía de 113 a 257 km. Sólo se vendió en California y Arizona.

Los japoneses si han hecho automóviles eléctricos

Se dice que los japoneses son los más tímidos en cuanto a movilidad eléctrica, pero resulta que no, su primer modelo a baterías nació en 1997 y se llamó Honda EV. Además fue el primer vehículo eléctrico comercial sin baterías de plomo ácido, en este caso eran de níquel-metal, como las que se utiliza hoy en algunos híbridos japoneses.

Honda EV, 1997

Tenía un motor de 49 kW (66 hp) y aceleraba de 0 a 45 km/h en 4.6 segundos. Su velocidad máxima era de 130 kilómetros por hora. Entregaba 130 kilómetros de autonomía o 160 en su modo económico.

Honda EV, 1997

Honda solo los entregó bajo leasing, nunca los vendió. Igual que el GM EV1, este se construyó para cumplir con la reglamentación de California. Se entregaron 340 Honda EV hasta 1999, cuando la marca anunció que produciría su primer vehículo híbrido, el Honda Insight.

Luego la historia fue otra, Tesla empezó a entregar sus primeros vehículos en 2008, se trataba del Roadster, un deportivo basado en un Lotus Elise al que se le agregó un pedazo para alargarlo. Cuatro años más tarde entregó el Tesla Model S, un sedán eléctrico basado en la carrocería de un Mercedes-Benz Clase S. Por esos días aparecieron el Nissan LEAF y el Mitsubishi iMiEV, de que sólo sobrevive el primero y aún es el EV más vendido de la historia. Ahora Renault y Volkswagen se pelean por arrebatarle ventas a la empresa de Elon Musk y ser los líderes del mercado eléctrico.

Lea también:

Tesla Model X P100D en Colombia

Prueba: Tesla Model X P100D en Colombia.

¿Cuánto dura una batería eléctrica? Un estudio nos enseñó esto y mucho más sobre ellas

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: