AutosReglamentación

Los consejos de C40 para mejorar la calidad del aire en Medellín y Colombia

Medellín abrió su primer Congreso de Movilidad Futura con la ponencia de Manuel Felipe Olivera, director para América Latina de C40 Cities. Como director regional de esta red de megaciudades enfocadas en generar soluciones para el cambio climático, Oliveira analizó el caso de Medellín y entregó un grupo de consejos para mejorar la calidad de su aire.

C40 se basó en el inventario de emisiones de gases contaminantes del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, en el que resaltó que 79% de la contaminación del aire en la ciudad viene de su movilidad, y que dentro de esta los buses y los vehículos Diésel aportan gran parte.

“Somos herederos de un modelo de consumo que viene de hace décadas pero que se puede transformar”, según Oliveira, quien recalcó que “no hay un escenario en el que se piense a Colombia sin petróleo o sin carbón. Nadie está pagando el uso de estos combustibles, lo está pagando el sistema de salud y los ciudadanos”.

Las soluciones, según C40

Para Manuel Oliveira, “no hay contaminante bueno”, refiriéndose a las tecnologías que últimamente se han denominado como amigables, pero que igualmente tienen una carga de CO2. El director mostró que si los procesos siguen dándose de la misma manera, las emisiones se incrementarán de 4 millones de toneladas anuales de CO2 en 2020 a 10.3 en 2030.

En cuanto al pico y placa, Oliveira considera que “eso no soluciona el problema”, y admite que esa medida llevó a algunos ciudadanos a tener más vehículos, más viejos, más baratos y de tecnologías más contaminantes.

Los consejos que el experto dio a Medellín fueron claros pero dependen de compromisos a largo plazo, que no estpan atados de los periodos políticos. “La calidad del aire tiene retos, como definir áreas con cero emisiones, calles saludables, verdes, y en lo posible libres de combustibles fósiles, la ideas es que en 2025 haya más áreas libres de ellos”. La idea de Oliveira es empezar con pequeños territorios que en poco tiempo crezcan y se conviertan en ejemplos para la ciudad.

“Hay que buscarla manera de que la flota sea 100% eléctricos”, esta es una afirmación contundente de C40, pero que varias ciudades en el mundo ya están persiguiendo. Resaltó el caso de Shenzhen, en China, donde circulan 16 mil buses eléctricos y se le puso punto final al diésel e incluso a los híbridos.

C40 también habló de la gran necesidad de generar beneficios a propietarios y recalcó que “no necesariamente es regalarle dinero a los ciudadanos”. En el actual inventario de emisiones contaminantes del Valle de Aburrá se muestra que las motos y los carros privados entregan cerca de 30% de la contaminación del aire, cifras que hacen necesario que los conductores se sientan responsables y motivados.

En cuanto al transporte público individual Oliveira aconsejó: “Hay que buscar como reponer los taxis por eléctricos. Hay que buscar la manera de tener una flota totalmente eléctrica para 2030”. Medellín tiene hoy sólo un taxi eléctrico, con el cuál se dejarán de emitir entre 5 y 7 toneladas de CO2 cada año, el resultado de una o varias flotas completamente eléctricas sería de peso para esta ciudad.

“Lo más importante es cumplir con el acuerdo”

Para C40 lo más significativo es tener coherencia y continuidad con los acuerdos. Medellín terminó 2018 con un parque automotor de 1´464.506 vehículos, con tendencia a incrementarse. La gestión de ese recurso debe estar en el centro de los acuerdos de sostenibilidad que asuma la ciudad.

Oliveira también reconoció los avances que Medellín ha tenido en cuando a movilidad limpia, “son pocas las ciudades que con su propio presupuesto le apuestan a la movilidad eléctrica. Estamos buscando cómo trabajar con la ciudad para acelerar esos planes”. A esto se suman los 64 buses eléctricos que tendrá a corto plazo el sistema Metroplús (ver nota). “Queremos que cada vez más personas encuentren en el sistema de transporte eléctrico una opción real”, anotó Humberto Iglesias, secretario de movilidad de Medellín. Esto se suma a los 550 carros eléctricos que ya circulan por Medellín, y el plan para tener 1.500 taxis eléctricos que llegarán en reposición de los taxis más viejos que hay en la ciudad.

Medellín quiere ser la capital latinoamericana de la movilidad eléctrica, meta que necesitará mucho de los consejos de C40 y de la continuidad los planes de la ciudad.

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: