Reglamentación

Los nuevos vehículos eléctricos e híbridos deben incorporar un avisador sonoro

Esto será posible con el sistema AVAS que hará un sonido artificial para los coches

Los vehículos eléctricos vendidos desde el 1 de julio del 2021 deberán incorporar el sistema de aviso acústico para variar el tono y la frecuencia de su sonido. Este sistema funciona como modo de señalización sonora. Fue ideado para los peatones que se guían en algunos casos por el sonido de los coches. El hecho de que los eléctricos no hagan ruido ha traído accidentes que causaron el pronunciamiento de la Unión Europea.

La nueva regla entró en vigor el 1 de julio de 2019 y dio dos años de margen a los fabricantes para la aplicación. A partir de ahora estos segmentos tendrán que hacer ruido de una forma artificial por ley. Para ello se incorpora el AVAS, un dispositivo que permite simular el ruido tanto de los coches eléctricos como de los híbridos que no generan ruido. Los vehículos eléctricos poseen únicamente el sonido de la rodadura. Aunque, a menor velocidad menos perceptible será.

Este procedimiento ha sido ideado tras la integración de algunas marcas en sus modelos más recientes y que ahora es obligatorio para el resto. Lo vemos con firmas como la de Jaguar, en su I-Pace, uno de los coches eléctricos que ha integrado este sistema. También se observa con Nissan, quien desarrolló en Japón la tecnología Canto para acabar con este problema. En el caso de Toyota, lo ha implementado en el último Prius.

Especificaciones y funcionamiento

 

Los coches ahora tienen que avisar con un sonido exterior artificial cuando estén rodando a menos de 20 km/h. A partir de esa velocidad, el ruido de la rodadura será suficiente para detectar la presencia del vehículo, por lo que el sistema se desconectará automáticamente. Se activa de forma automática para evitar que no se toque algún parámetro o botón, prohibiendo que el usuario y conductor pueda desconectarlo.

El sonido emitido por estas tecnologías deberá superar los 56 decibelios y nunca exceder de los 75 decibelios, pero el sonido no podrá ser inferior a 53 decibelios. El tráfico intenso suele superar esa cifra y un claxon puede llegar a unos 110 dB. Esta normativa indica, también, que cuando los híbridos rueden con el motor de gasolina no será necesario que salte esta alarma.

Coches eléctricos e híbridos

 

El sonido de los automóviles eléctricos no podrá superar en ningún caso los 56 decibelios. Esto equivale a una conversación entre dos personas. Ahora con AVAS y el ruido del rodamiento tampoco exceder los 75 que es el nivel habitual que emiten los motores térmicos.

Es ahí donde también entran los híbridos. En su caso, los que combinan un motor térmico con uno eléctrico también muestran algunas variaciones con respecto a los que pueden ser coches 100% eléctricos. Sobre todo en su misma categoría como ocurre con los PHEV, los automóviles híbridos enchufables.

Generic autonomous concept car. Generic, custom modelled vehicle not based on any real model/brand. Entirely 3D generated image.

Aquí, el AVAS no tendrá que generar ningún tipo de sonido cuando el propulsor térmico esté en funcionamiento. Por lo que tampoco será obligatorio su activación al colocar la marcha atrás. Especialmente si tenemos en cuenta que existen algunos modelos híbridos que de serie mantienen un avisador sonoro para este uso. La regulación contempla que los clientes puedan escoger entre diferentes sonidos ofrecidos por los fabricantes.

Lea también:

Renault Zoe en la estación den carga del Parque del Café, Montenegro, Quindío

Medellín tendrá 64 parqueaderos exclusivos para vehículos eléctricos

Buses eléctricos BYD, Transmilenio Bogotá

Colombia decidió qué sistema de carga de vehículos estandarizará en el territorio

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: