You are here

Mazda ahora dice sí a los motores eléctricos y la movilidad sostenible

La compañía japonesa Mazda anunció que para 2020 tendrá en el mercado sus dos primeros vehículos con motores eléctricos a bordo. Uno de ellos utilizará únicamente baterías, el otro será un híbrido que combinará una batería y un motor rotativo que recargaría las baterías y ayudaría a extender la autonomía del vehículo.

Mazda había expresado que no tenía interés en los motores eléctricos, sino que iba a invertir más en el desarrollo de su motor Skyactiv hasta llevarlo a niveles de consumo y de emisión de gases aun más bajos. Este cambio de rumbo empezó a verse con la promesa de estos dos modelos electrificados y la adquisición de Toyota de 5% de Mazda hace un año.

Vuelve el motor rotativo o Wankel

El primer modelo enchufable llegará inicialmente a Estados Unidos, según Masahiro Moro, presidente de Mazda de Norte América, pero no confirmó si el primero será el modelo eléctrico puro o el hibrido de rango extendido. Este podría funcionar con el motor rotativo que Mazda dejó de instalar en sus vehículos en 2012 con el último RX-8. En este caso, el giro del motor recargaría la batería y extendería su autonomía, una jugada que tiene mucho sentido ya que los motores rotativos o Wankel giran a mayores revoluciones que los de gasolina, pero generan más gases.

Sin embargo, las declaraciones de Masahiro Moro no concuerdan con el calendario de lanzamientos que la compañía anunció en 2017. En este, los híbridos de rango extendido y eléctricos puros estaban programados para 2019 y los híbridos enchufables para 2021. En 2020 no figuraba ningún lanzamiento eléctrico.

Toyota y Mazda juntos en la electrificación de sus vehículos

Desde agosto de 2017 Toyota y Mazda firmaron un acuerdo para crear una planta para vehículos eléctricos en Estados Unidos. Según el vicepresidente ejecutivo de Mazda, Kiyoshi Fujiwara, les tomó algo de tiempo instalar la última tecnología en baterías porque las marcas se enfocaron en hallar un diseño que permitiera usar la misma tecnología en varios vehículos eléctricos, por esa razón van más atrasados que el resto de las marcas.

 

Todo esto hace parte del proyecto Zoom-Zoom sostenible 2030 de Mazda, que conlleva un compromiso por parte de la firma pera reducir en 50% sus emisiones de CO2. Mazda trabaja de la mano de Toyota, otra marca que también se rezagó en la carrera de los eléctricos, aunque tiene gran experiencia en híbridos. En conclusión, el mundo está cerca de ver nuevas versiones electrificadas de este matrimonio japonés.

La marca dejó muy claro que continuará buscando maximizar la eficiencia de los motores de combustión interna, pero que también apuesta por brindar la mejor solución en el momento oportuno a las regiones con respecto a su disponibilidad y adecuación de las fuentes de energía diferentes.

 

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: