You are here

Pereira probará un bus eléctrico de BYD en el sistema Megabus

El 13 de noviembre llegó a Pereira el bus articulado eléctrico que empezará a prestar servicio en el sistema de transporte masivo de esta ciudad, Megabus. Este vehículo de la marca BYD tiene dos labores: demostrar que sus gastos de funcionamiento y mantenimiento son menores, y comprobar que funciona mejor que el diésel en la topografía del Eje Cafetero.

La prueba más diciente fue llevar el bus por carretera desde Suba hasta Pereira. Este trayecto de 330 kilómetros empezó con el ascenso al alto de La Línea, una tarea que el eBus Andino cumplió con facilidad, en el punto más alto y complicado llegó todavía con 33% de la carga en sus baterías. Luego de cumplir el descenso el bus llegó a su destino en Dosquebradas, Risaralda, con 44% de la carga, gracias a que estos vehículos regeneran energía al frenar.

Su funcionamiento

Este modelo, conocido como el eBus Andino 18, entrega 350 kilómetros de autonomía, suficiente para hacer los recorridos que componen diariamente una ruta urbana. Las baterías de hierro fosfato patentadas por BYD  proporcionan 400 kilovatios hora, ellas tienen una vida útil de más de 6.000 ciclos, equivalentes a más de 15 años de uso. Luego de completar su vida a abordo del bus eléctrico pueden reutilizarse en otras aplicaciones. Además está equipado con frenos regenerativos que permiten recargar los nueve paquetes de baterías que tiene el bus, esto se logra en cada descenso o la desaceleración.

Dos motores eléctricos se encargan de mover el , juntos producen 360 kilovatios, o sea 492 hp. Este bus articulado puede llevar 160 pasajeros, 30 de ellos sentados. La suspensión neumática de este bus le permite variar su altura y ajustarse a diferentes terrenos y plataformas.

Beneficios para los ciudadanos y para la empresa

Este bus evitaría la emisión de 135 toneladas de CO2 al año, y eliminaría el consumo de 1.400 galones de diésel el mes. Su operación silenciosa aportará a reducir el impacto sonoro que produce la movilidad a combustión, haciendo de la ciudad un lugar más habitable. Este bus rodó por 65.000 kilómetros en el tiempo en que prestó servicio en Bogotá. En ese lapso demostró que es mucho más económico en que sus competidores diésel. Un kilómetro en un bus a combustión valía en promedio $1.103 pesos, mientras que en el bus eléctrico costaba sólo $636.

BYD calculó durante las pruebas del bus en Bogotá que su mantenimiento fue 83%% menos que el de su rival a combustión. Además, este bus no consume energía cuando está detenido en el tráfico, un costo muerto de los sistemas de transporte a combustión que incrementa cuando la movilidad de las ciudades se hace más lenta.

Lea también: Pereira abrió si primera estación de carga para carros eléctricos

 

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: