You are here

¿Por qué el petróleo dejó de ser el rey de la movilidad?

La movilidad eléctrica es el futuro, ya no nos queda duda alguna al respecto, pero  ¿es tan cierta  la promesa de contribuir con el medio ambiente con cada kilómetro que recorremos en nuestro carro, moto o barco eléctrico? A pesar de que el petróleo cada vez luce menos como el rey de la movilidad, todavía es necesario pensar bien cómo se adoptarán otros modos de propulsión y sin son realmente limpios.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo -OPEP- reúne desde 1960 a las naciones con capacidad de producción de petróleo más importantes del planeta. El alza o la baja en los precios internacionales del petróleo dependen en gran medida de las decisiones que esta organización tome al respecto, pudiendo afectar sin precedente alguno las economías emergentes de diversos países como Colombia o Ecuador, y otro sinnúmero de naciones que aceleraron su industria petrolera incentivadas por un precio de petroleo que superaba los 100 dólares por barril durante los años corridos de este siglo. Pero esta bonanza petrolera, como muchos medios le suelen llamar, no podía durar para siempre. A continuación se puede ver el historial del precio del petróleo en los últimos años, lo cual nos ayudará a entender cómo esto se relaciona con el futuro de la industria petrolera y la movilidad eléctrica.

Precio del petróleo 2000 a 2015
Histórico del petróleo. 
Fuente: London School of Economics and Political Scince.

Se pudo observar que el precio del petróleo cayó en los últimos años, caída que coincide con la fuerte penetración de los vehículos eléctricos en el mundo entero. En este punto vale la pena hacer un alto en el camino y reflexionar si acaso esta es la verdadera razón por la cual el petróleo estaba en caída libre en todos los mercados del planeta, pues expertos afirman que el desarrollo de técnicas de extracción  más sofisticadas como el  fracking es el verdadero responsable de este fenómeno, que como consecuencia trajo la banca rota de países tan importantes en el mercado del crudo como Venezuela y, para no ir tan lejos, puso en aprietos el presupuesto nacional de Colombia para 2018, comprometiendo el monto asignado a los deportes y a la ciencia e innovación de dicho país.

Todo esto parece ser una compleja cadena de relaciones existentes entre petróleo, economía, y carros eléctricos, pero lo que realmente cabe señalar es la competencia que existe entre dos grandes poderes que se quieren quedar con la enorme suma de dinero que representa la movilidad de las personas. A este sector se le atribuye más de 20 % del gasto de un ciudadano promedio de los Estados Unidos, suma que nos da noción de cuánto dinero puede este representar en la gigantesca economía del transporte privado y público a nivel global.

La industria automotriz es consciente de lo que llamaremos la carrera de la movilidad y es precisamente por esto que todas las casas matrices reconocidas invierten o tiene planes de inversión para el desarrollo de una línea de autos eléctricos, lo cual se da en un marco donde la energía eléctrica cada vez más proviene de fuentes de generación sostenible como lo es la energía eólica y la solar, y a su vez los medios de comunicación llenan los titulares de noticias acerca de los desastres ambientales causados por el uso indiscriminado de extracción de petroleo en ecosistemas sensibles a pequeñas perturbaciones de su naturaleza.

La baja del precio del petróleo y la subida en el precio del galón de combustible

A toda las problemáticas mencionadas anteriormente con relación a la extracción de petroleo debe adicionarse sin tener ninguna clase de consideración la falta de relación existente entre la baja del precio del petróleo y la subida en el precio del galón de combustible, ya sea Diésel o gasolina en cualquiera de sus presentaciones. Los gobiernos no han sabido justificar por qué los combustibles no bajan al ritmo que lo hace el precio del petroleo, lo cuál debería ser lógico por tratarse del abaratamiento de la materia prima de los combustibles. Aunque esto sea un panorama bastante oscuro para el futuro de los carros a combustión, esta problemática también afecta el futuro de los vehículos eléctricos, pues actualmente a nivel mundial la generación de energía en las grandes centrales térmicas proviene de la quema de combustibles fósiles, y resulta que alimentar carros eléctricos por medio de energía conseguida por la misma fuente  de la que se esta tratando de huir no parece ser la solución.

El panorama es bastante claro, el precio del petróleo seguirá en picada mientras los carros eléctricos se abaratan a un ritmo acelerado, así que debemos garantizar que nuestros gobiernos utilicen todos sus esfuerzos en la optimizar e incluir fuentes de energía limpia en la matriz energética de nuestros países. Todo esto debe desarrollarse en un marco regulatorio bastante estricto para quienes decidan inescrupulosamente hacer uso de fuentes contaminantes para cualquier actividad humana.

El uso y masificación de la movilidad eléctrica no puede convertirse simplemente en un tema de moda, este requiere de una responsabilidad ciudadana y gubernamental sin precedente alguno en la historia moderna. Nuestra generación enfrenta el reto ambiental más caótico de su historia y únicamente por medio de políticas correctas lograremos garantizar el sostenimiento de futuras generaciones, quienes dependen de la integración entre las fuentes de generación de energía y el uso correcto de la misma. No podemos olvidar que si bien la movilidad eléctrica es el tema que nos reúne en este medio, esta debe ser tomada como un estilo de vida, uno que involucre una conciencia colectiva para el bien de la humanidad y para el planeta en el que vivimos.

Recordemos que el uso de vehículos eléctricos es tan sostenible como lo sea la generación que los alimenta.

Ahora es tu turno ¿Cuál crees que debe ser la posición de tu gobierno para adoptar y masificar el uso de los vehículos eléctricos en tu ciudad o región?

También puede interesarle: Vehículos vehículos eléctricos costarán lo mismo que los convencionales en 2025

 

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: