Reglamentación

Proyecto de Ley busca fomentar fabricación de vehículos eléctricos en Colombia y crear un impuesto para los de combustión

El impuesto verde a los vehículos a gasolina y diésel se invertiría en fortalecer la movilidad eléctrica.

El 13 de abril de 2021 se presentó un proyecto de ley ante la Cámara de Representantes de Colombia que para crear más incentivos para los vehículos eléctricos e incentivar la fabricación de estos dentro del país. Su meta es  “convertir a Colombia en un clúster de industria verde en toda la región”. Los representantes Germán Navas Talero y Edward Rodríguez fueron autores de este proyecto de ley.

Revista VEC analizó el documento completo para explicar las propuestas de los Representantes y conocer su impacto en el mercado local y en las vitrinas de otros países. Esta también busca incrementar los impuestos a los vehículos con motores a combustión que no sean de carga, lo que puede no ser acertado desde un punto de vista técnico, ya que estos son, entre otros, los que más contaminan. De ser así el impuesto caería sobre la porción de vehículos que menos contamina.

Estación de carga rápida de Enertolima en Ibagué

Recuperar tiempo perdido

Es necesario entregar contexto la propuesta. Colombia tiene varias ensambladoras de automóviles en su territorio, pero ninguna entrega vehículos eléctricos. Lo más parecido es que Superpollo y Busscar harán las carrocerías para una parte de los buses eléctricos BYD que llegarán a Transmileno (Ver nota completa), pero de resto todos los vehículos importan.

Varios países de América Latina ya fabrican automóviles eléctricos, Quantum empezó a fabricar sus modelos en Bolivia en 2019 (ver nota completa), Sero Electric también lo hace en Argentina (Ver nota completa) desde ese mismo año, y Volkwagen ensamblará su e-Delivery en Brasil desde 2021 (ver nota completa).

Lo que proponen

Más impuestos para la combustión: Los vehículos que se muevan con motores que usen combustibles fósiles tendrían que pagar un “Impuesto Verde”. Los automotores hasta $49.470.000 pagaran 1,5% de su valor comercial, los vehículos entre este valor y $111.305.000 pagarían 2,5% de su avalúo, los que superen los $111.305.000 se grabarían con 3,5% de su valor.

Este impuesto se pagaría solamente al comprar el vehículo a combustión nuevo a partir de 2022. Estos recursos se invertirían en “apoyo a las industrias que propendan por la producción de energías limpias y movilidad sostenible por medio del ministerio de Ciencia y tecnología”.

Esto solo aplicara para vehículos de pasajeros, “no será aplicable para vehículos de transporte de carga”. De ser así se aplicaría un impuesto verde a gran parte de los carros que menos contaminan y no a los que más emiten, que son los de carga. En esta excepción debe tenerse en cuenta que este es uno de los espacios de mayor crecimiento para la movilidad eléctrica ya que aumentaron las marcas que importan vehículos eléctricos de carga. Igualmente podrían considerar que en este grupo se encuentran los vehículos que más aportan al material particulado que empeora la calidad de aire en las ciudades colombianas, según los inventarios de emisiones de Bogotá y el Valle de Aburrá.

Es necesario mirar mejor este punto ya que la gran justificación del Proyecto de Ley es reducir las emisiones contaminantes, pero este impuesto no se aplica a las principales fuentes de contaminación móvil, pero si a vehículos con livianos y particulares que están en el nivel más bajo de las emisiones y muchos ya son tecnologías Euro V o Euro VI. Así se impone un impuesto general sin mirar los niveles de emisiones de cada vehículo y se deja por fuera a los más contaminantes.

Reducir aranceles: “El gravamen arancelario en la importación de los vehículos terrestres eléctricos y las estaciones de carga será del 0% y para los vehículos híbridos del 5% hasta el 2030”.

El Decreto 1116 de 2017 ya había establecido que los vehículos eléctricos no tendrían arancel e híbridos tendrían 5% hasta el año 2027, ahora se busca extender el beneficio tres años más.

Eliminar impuestos: “Para los vehículos terrestres impulsados por energía eléctrica, las tarifas anuales aplicables serán del 0%. Todos los vehículos terrestres eléctricos registrados en todo el territorio nacional, estarán exentos del impuesto de rodamiento anual”.

Esta excepción ya se aplica para algunos vehículos eléctricos, como los cuadriciclos pesados que no pagan impuesto de rodamiento en departamentos como Antioquia. Bogotá también redujo en 60% el impuesto de los automóviles eléctricos (ver nota completa).

“Las empresas nacionales que se dediquen a la producción y ensamble vehículos terrestres eléctricos, a partir de la promulgación de la presente ley y hasta el año 2040, estarán exentas al pago del impuesto al consumo”.

 

“Las empresas nacionales o extrajeras con sede en Colombia, que realicen importación de autopartes para el ensamblaje o fabricación de vehículos terrestres eléctricos, tendrán un gravamen arancelario del 0% hasta el año 2030. Las empresas nacionales o extrajeras con sede en Colombia, que realicen actividades industriales y comerciales de vehículos terrestres eléctricos estarán exentas del pago de impuesto de industria y comercio (ICA).

 

Devolución de impuestos: “empresas nacionales y extranjeras con sede en Colombia dedicadas a la fabricación y ensamble vehículos terrestres eléctricos, se les hará devolución del 100% del pago sobre el impuesto IVA en el año gravable, a partir de la promulgación de la presente ley y hasta el año 2040”.

 

Menores tarifas de parqueo: “las entidades públicas y los establecimientos comerciales que ofrezcan al público servicio de parqueo, establecerán tarifas preferenciales iguales para los vehículos terrestres eléctricos”.

Más estaciones de carga

Este Proyecto de Ley reconoce la necesidad de instalar soluciones de carga en el país, peor también reconoce que es necesaria la carga rápida, esto es excelente ya que muchas de las estaciones son de carga lenta que no motivan a los usuarios. Por esto busca que en los dos años siguientes a la promulgación de la Ley todos los municipios garanticen como mínimo diez estaciones de carga rápida funcionales.

Estación de carga rápida de Energía de Pereira.

En este punto sería necesario establecer cuales municipios, para no obligar a poblaciones pequeñas a tener estaciones que tal vez no va a necesitar. En Bogotá, por ejemplo, propone que se instalen como mínimo treinta estaciones de carga rápida.

Iniciativas como estas son aplaudidas por el sector de la movilidad eléctrica y la sostenibilidad en Colombia, estas cada vez son aplicadas con más rigor técnico para garantizar una transición saludable a la movilidad limpia. Esta propuesta seguirá su curso en el Congreso de la República y tendrá los ajustes necesarios para que se convierta en Ley. El documento final de este Proyecto de Ley puede consultarse en: https://www.camara.gov.co/vehiculos-electricos-0

Vea también:

Video: Un furgón eléctrico para paqueteo

Video: Prueba del Porsche Taycan Turbo en Colombia.

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: