You are here

¿En qué punto se vuelve más rentable el vehículo eléctrico para las empresas?

Un comparativo entre la Renault Kangoo eléctrica y la de motor a gasolina permitió conocer qué tan rentable es para las empresas cambiar sus vehículos de distribución por carros eléctricos. Los datos dejan claro que el cambio tecnológico deja beneficios económicos y ambientales para las empresas. Estos son los datos que arrojó el análisis del ingeniero Luis Carlos Parra Raffán.

Empresas de logística y mensajería en Colombia como DHL optaron por convertir su flota de vehículos a combustión a vehículos eléctricos. Esta renovación está fundamentada en el objetivo de la firma de llegar a cero emisiones para 2050. Este reto implica cambiar su flota de 92.000 vehículos a gasolina a nivel mundial por tecnologías más amigables con el medio ambiente. Aunque DHL es una de las empresas logísticas pioneras en esta tendencia, a nivel mundial empresas como FedEx también están optando por incluir cada vez más la tecnología eléctrica para transportar carga a lo largo de las calles de más de 100 países donde operan actualmente. Sin embargo, estás empresas pueden darse el lujo de hacer esas transiciones más rápido que una empresa promedio colombiana debido a diferentes factores económicos.

¿Qué consideraciones tener para cambiar su flota de vehículos? 

Aunque implementar políticas amigables con el medio ambiente es cada vez más importante en las PyMES colombianas, este no resulta ser un motivo suficiente para hacer la inversión necesaria que requiere cambiar la flota de vehículos. Para que las empresas colombianas se vean incentivadas a realizar dicho cambio es  necesario considerar el aspecto económico en cuánto al capital requerido para tal inversión.

Para determinar si cambiar la flota eléctrica de una empresa es rentable o no, hace falta considerar otros elementos además del precio de compra. Por ejemplo, los vehículos de una empresa por su intensidad de uso suelen incurrir en altos costos de reparación y mantenimiento, además el combustible representa un gasto muy grande a lo largo de la vida útil de un vehículo cualquiera.

Teniendo en cuenta lo anterior, al costo de adquisición de un vehículo debe añadirse los costos asociados a su operación, y de esta manera se puede evaluar de forma más inteligente la inversión a realizar. Para esto, existe en la literatura un concepto llamado TCO (Costo total de operación, por sus siglas en inglés).

El Costo Total de Propiedad (TCO) se calcula sumando el valor de compra del vehículo, junto con todos los gastos asociados a su operación y mantenimiento. Un sencillo modelo elaborado por el Ingeniero Julián Eduardo González, experto en energías renovables y movilidad eléctrica, permitió elaborar un análisis comparativo entre el  Renault Kangoo eléctrico y su contra parte el Renault Kangoo a gasolina. Así, se podrá comparar ecónomicamente la factibilidad de reemplazar la flota de vehículos para cada una de las tecnologías.

Viabilidad económica 

En este ejemplo, consideraremos el siguiente panorama:

  • Ambos vehículos se compran con el mismo costo de financiamiento.
  • El período de financiación será de 5 años.
  • El incremento del SOAT anual es igual tanto para eléctricos como a combustión.
  • El incremento en el valor de combustible como el de energía se consideran iguales.

 

Consideraciones del ejemplo Kangoo vs. Kangoo ZE

La frecuencia de remodelación de las flotas vehiculares en las PyMES colombianas suelen obedecer a diversos factores, en los que cabe resaltar la actividad económica de la empresa. Sin embargo, un panorama de tiempo racional suele ser entre 8 a 12 años, motivo por el cual el TCO para este ejemplo se considerará de 10 años.

Ya que tenemos un horizonte de tiempo para analizar, podemos calcular los costos en los que se incurre al comprar y  operar cada uno de los vehículos. Por su parte, el Renault kangoo tiene un costo de adquisición de $ 44’790.000  según tucarro.com, mientras que la página oficial de Renault para Colombia ofrece la Kangoo ZE en $84.990.000.  Bajo las consideraciones anteriores y contemplando el precio de compra de cada vehículo, podemos calcular el costo financiero para cada uno de ellos y otros gastos asociados a su operación:

Costos financieros de adquisición y mantenimiento

Hasta este punto, el costo de adquisición y por ende, el costo financiero de una Kangoo ZE es mayor que el de la Kangoo a combustión. A pesar de esto,  no se ha considerado el costo en que se incurre en la fuente de energía para cada uno, y es precisamente este factor en el que el vehículo eléctrico tiene una ventaja competitiva con respecto a los combustibles tradicionales.

Para el momento de elaboración de este artículo la gasolina en Bogotá rondaba los $9.300 mientras que el KWh de energía para usuarios industriales o comerciales rondaban los  $467.  Como el consumo energético depende de la eficiencia de cada tecnología, la siguiente tabla expone los datos más relevantes a tener en cuenta:

Datos técnicos de cada tecnología.

Si consideramos los anteriores valores podremos calcular fácilmente el costo asociado al combustible y así finalizaremos nuestro análisis económico. Para esto, resta considerar la eficiencia de cada tecnología y el costo de la fuente energética asociada como se ve en la siguiente ecuación:

Para lo cual consideramos un recorrido anual de 15.000 kilómetros a modo de ejemplo, cuyo resultado da un costo total de $137.332.319 para el Kangoo a combustión y de tan  $ 162.044.290 para el modelo eléctrico a lo largo de los 10 años considerados. Bajo la consideración de este ejemplo el vehículo eléctrico sigue siendo más costoso que su competencia, lo cuál nos hace cuestionar.

¿En qué punto se vuelve más rentable el vehículo eléctrico?

Para responder esta pregunta, consideramos mantener fija las condiciones de préstamo y adquisición de cada uno de los vehículos y determinamos a qué distancia anual recorrida se compensaba financieramente la adquisición de un vehículo eléctrico. Este estudio nos llevo a concluir que el  TCO para cada uno de los vehículos era igual, cuando anualmente cada uno de ellos recorría 33.850 Km/año.

Comparación de los TCO a 33.850 Km/año recorridos.

Por consiguiente, si su empresa hace un uso mayor de 33.850 Km/año, es recomendable que considere la inclusión de este tipo de tecnologías dentro de su empresa.

¿Qué pasa si mi empresa recorre una mayor distancia?

Para responder a esta pregunta, supongamos que su flota vehicular recorre la misma distancia anual promedio de un taxi en la ciudad de Bogotá (200.000 Km/año), cuyo efecto a nivel financiero sería el siguiente:

De aquí, el por qué las grandes compañías de logística y mensajería en Colombia y el mundo están optando por cambiar la tecnología de sus vehículos de entrega.

Conclusiones

Hasta el 2018, incluir vehículos eléctricos en la flota de una PyME colombiana es económicamente viable si cada uno de los vehículos tiene como mínimo un recorrido anual de 33.850 Km/año. La mayor barrera de penetración de la tecnología eléctrica en las flotas de las PyMEs colombianas lo hace su alto costo de adquisición. Además, las empresas de mensajería y logística pueden asumir esos costos iniciales por el músculo financiero que los acompaña, pero este no siempre es el caso de las PyMES colombianas, por lo cual el gobierno debe buscar las medidas arancelarias para permitir la adopción de tecnologías más amigables con el medio ambiente.

En los siguientes artículos trataremos algunos otros beneficios de incluir la flota vehicular eléctrica en tu compañía o negocio. Por el momento, no olvides visitar otros artículos que te ayudarán a tomar decisiones financieras responsables como:

Lea también: ¿Cuánto cuesta andar en un vehículo eléctrico?

Video: Probamos la renault Kangoo Z.E.

 

Related posts

One Thought to “¿En qué punto se vuelve más rentable el vehículo eléctrico para las empresas?”

  1. Jairo Pinzón

    Muy interesante la comparación, pero en donde queda el costo de reposición de las baterias del vehículo eléctrico?

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: