Autos

Un automóvil eléctrico construido en Bolivia

La empresa Quantum creó una solución eléctrica para la movilidad urbana, justo en Bolivia, uno de los mayores exportadores de litio del mundo.

Quantum empezó a fabricar un vehículo eléctrico de cuatro ruedas en Bolivia. Este cuadriciclo se lanzó en septiembre de 2019, la empresa espera ponerlo en las vitrinas cuanto antes. Se trata de un automóvil para dos personas de uso urbano cuyo precio está alrededor de los 5.000 dólares. Por ahora no puede rodar por Bolivia porque la ley no lo permite.

De nuevo el objetivo de la marca es ayudar el mejoramiento de la calidad del aire de las ciudades y entregar a los ciudadanos un medio de transporte más económico y práctico en su uso. En resumen, vehículos como este y el Sero Electric argentino (ver nota completa) son una declaración de que también se pueden producir productos eléctricos fuera de China. Ahora solo falta que estos dos países, que hacen parte del triángulo del litio, empiecen a fabricar baterías con su propia materia prima, lo que sería el punto de giro de la historia de la movilidad eléctrica en Latinoamérica.

Dos versiones del Quantum eléctrico

Este se puede considerar un 1+2, o sea un pasajero adelante y dos atrás, algo parecido al Twizy de Renault. Quantum bautizó las dos versiones de este vehículo como E2 y E3, la diferencia está en la potencia. En su apariencia son iguales, las diferencias se dan en la motorización. Todos tienen 250 cm de largo, 120 de ancho y 148 de alto. Ambos tienen ruedas de 12 pulgadas.

El E2 pesa 420 kilogramos incluyendo baterías, lo que permite que se registre como cuadriciclo en varios países de Latinoamérica. Lo mueve un motor de 2 kilovatios, o sea 2.8 hp. La velocidad máxima está limitada a 45 kilómetros por hora, la autonomía esta alrededor de los 40 kilómetros. Según el fabricante, la pendiente máxima que puede afrontar es de 20 grados. Porta cinco baterías de plomo de 80 Ah que toman seis horas en cargarse.

Para la versión E3 hay un motor de 3 kW (4hp), esta es un poco más pesada, 460 kilos, pero aun cabe entre la categoría de cuadriciclo de algunos países. La velocidad máxima de este segundo modelo sube a 55 kilómetros por hora y la autonomía llega a 50 km. En este las baterías alcanzan 100 Ah, también se cargan en seis horas. Este vehículo se recarga en una toma de 220 voltios con 0.5 dólares, cerca de lo que cuesta un litro de gasolina en su país de origen.

Made in Bolivia, pero no puede rodar en Bolivia

Este vehículo porta luces LED, aire acondicionado, frenos de disco y suspensión McPherson, pero no puede rodar aun por Bolivia. Para registrar el vehículo son necesarias las pólizas de importación, algo que no tiene poque es hecho en el mismo territorio. Las normas bolivianas nunca contemplaron que dentro del país se puedan construir automóviles, por esto no hay una forma de ingresar al sistema vehículos de producción interna.

El Gobierno está solucionando este inconveniente, se espera que próximamente se registren las primeras 50 unidades que ya salieron de la fábrica de Llajta, Cochabamba. Ya el Presidente Evo Morales probó el vehículo y anunció que este escollo se solucionará.

Lea también:

¿Qué pasó con el carro eléctrico de 63 millones que prometió JAC Colombia?

quantum bolivia

Ozono AIR, pequeña pero potente

 

Etiquetas

Felipe Vallejo Uribe

Soy un Comunicador Social - Periodista y Magíster en Comportamiento del Consumidor que busca ayudar a masificar los vehículos eléctricos en Colombia. @UnTalVallejo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: