You are here

Volkswagen anunció que la próxima será su última generación de motores a gasolina y diésel

El Grupo Volkswagen anunció que la próxima generación de motores a combustión interna será la última que desarrolle. Esto impacta las 12 marcas de grupo y más de 15 millones de vehículos. Los alemanes asumen que el tiempo del motor térmico se está terminando, por esto no generará más tecnologías diésel y gasolina desde 2026. Este cambio de dirección podría ser forzado por el escándalo Dieselgate en que sirvió envuelta la marca hace en 2015.

Las regulaciones ambientales y el desmejoramiento de la calidad de aire en las ciudades hacen que los fabricantes tomen medidas drásticas para seguir vigentes en la mente de los consumidores y no convertirse enemigos, como ya ocurrió con las empresas tabacaleras. Los vehículos eléctricos se presentan como la alternativa para este grupo fabricante que aparece en el segundo lugar de ventas en el mundo luego de Toyota.

Cambio de rumbo

Michael Jost, jefe de estrategia de VW, dijo a Bloomberg que “están trabajando en la última plataforma de vehículos que no son de carbono neutro. Gradualmente estamos desvaneciendo nuestros motores a combustión hasta un mínimo absoluto. Los problemas con la contaminación por diésel en las ciudades pueden resolverse con motores más limpios, pero la amenaza más grande a largo plazo son las emisiones de CO2 que contribuyen al calentamiento global”.

El grupo ya introdujo su primera serie de eléctricos, como lo son el Porsche Taycan, los I.D de Volkswagen ensamblados en China, los Audi e-Trone y otros 300 modelos de autos, camionetas, furgones y hasta motos.

Audi e-Trone GT

Decisiones luego del escándalo de Dieselgate

El grupo alemán mostró así su compromiso con las metas del Acuerdo de París, que requieren acelerar la producción de vehículos que reduzcan o eliminen las emisiones contaminantes. Volkswagen estaba moralmente obligado este cambio de rumbo, luego del escándalo del Dieselgate en 2015, cuando VW reconoció que 11 millones de vehículos estaban programados para engañar los controles de emisión de gases, pero que en carretera podrían superar hasta 40 veces los límites legales de óxido nitroso, que causa problemas respiratorios.

Desde 2015 el Grupo Volkswagen ha pagado cerca de 30 billones de dólares en multas en diferentes gobiernos, además fue sentenciado a recomprar o reparar los vehículos que había vendido. Esto acarreó condenas contra sus dirigentes, como Oliver Schmidt, sentenciado a siete años de prisión. “Si, tenemos una clara responsabilidad aquí. Cometimos errores” concluyó Jost.

Lea también: Renault tuvo una idea para reutilizar las baterías de los autos

Related posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: